“En Cubiñá me siento cómodo; aquí todo fluye”

De compras con Eduardo Egozcue

Oscar Tusquets es quizá la persona que más ha marcado la carrera profesional del Eduardo Egozcue. “De él aprendí casi todo, fue mi maestro”, reconoce con humildad este diseñador de interiores que también ha tenido la suerte de colaborar a lo largo de su dilatada trayectoria con Ricardo Bofill, Dani Freixes o Juli Capella. Nombres de primer nivel, como también lo son los de sus clientes, de los que sin embrago no revela su identidad, la profesionalidad obliga, a los que suele llevar de compras por Cubiñá, su showroom de decoración y mobiliario de referencia en Barcelona. “Aquí me siento como en casa, hay mucha conexión”, explica Eduardo mientras nos muestra unas sillas de Molteni & C, “son infalibles y una vez te sientas en ellas, no quieres levantarte nunca más”, alaba el diseño de la mesa ovalada ‘Arc’, que firma Foster + Partners para la misma marca. El diseñador confía plenamente en la calidad de las marcas que distribuye Cubiñá en su singular espacio de más de mil quinientos metros cuadrados de exposición. Las últimas propuestas de Arflex, Lago, Arper Foscarini, Normann, entre otras, decoran “Casa Thomas”, el edificio modernista que Llúis Doménech i Montaner proyectó en 1895 donde se encuentra la tienda, en cuyas paredes se sigue escribiendo esta y otras muchas historias.

 

“En mi lista de clientes de primer nivel, me gustaría incluir a Rafa Nadal, Jeff Bezo, Rosalía o Màxim Huerta.”

 

Aunque la mayoría de sus proyectos son de tipo residencial o contract, Eduardo Egozcue también diseña yates de gran eslora.

 

Eduardo Egozcue reunido con Edgar Cubiña, miembro de la cuarta generación de esta empresa familiar centenaria dedicada al mundo de la decoración.

 

Entre los últimos proyectos de Eduardo Egozcue destacan el Hotel Nord 1901, en Girona y una casa residencial.

 

@cubinya_barcelona

@eduardoegozcue

 

No Comments

Post A Comment